La batalla de San Jacinto

La Batalla de San Jacinto ocurrida el 14 de septiembre de 1856 se desarrolló como parte de la Guerra Nacional de Nicaragua en la hacienda San Jacinto, departamento de Managua, Nicaragua, entre un grupo de 160 efectivos de las fuerzas patriotas del Ejército del Septentrión (de los cuales 60 eran flecheros indígenas de Yucul, Matagalpa), encabezadas por el coronel José Dolores Estrada Vado y los 300 filibusteros del aventurero estadounidense William Walker, comandados por Byron Cole, quien murió 2 días después (el 16 de septiembre) en la hacienda “San Ildefonso” al filo de machete, pues se había perdido durante la desbandada. En esta hacienda un sabanero le descargó dos machetazos en la cabeza.
Durante la batalla, los patriotas nicaragüenses emplearon su ingenio y como estratagema militar provocaron la estampida de sus caballos, los cuales bajaron desde el cerro cercano en tropel, arreados hacia la retaguardia de los filibusteros por el teniente coronel Patricio Centeno y un oficial de apellido Flores (según el testimonio posterior del teniente José Siero) siendo la única batalla en el mundo que se ganó por una estampida de caballos. Creyendo que llegaban refuerzos, los filibusteros huyeron con rumbo hacia Tipitapa (con varios heridos que murieron después), a las 11 de la mañana tras 4 horas de cruento combate, donde explotaron el puente sobre el río Tipitapa; la iglesia colonial de esta villa fue profanada por los filibusteros al robarse los vasos sagrados.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *